Comenzar desde uno

En un año de tantas lecciones y aprendizajes, se modificó una creencia en mi vida: si quieres hacer algo nuevo nunca vas a comenzar desde cero, vas a comenzar desde uno.

¿Por qué? Porque “comenzamos desde cero solo cuando nacemos”.

Las razones de esta nueva afirmación las he encontrado en mi propia experiencia y en el seguimiento de los pasos de amigos, familiares y emprendedores del mundo.

Esta enseñanza vino después de migrar de mi país, justamente hace 1 año pensaba que iba a comenzar desde cero con la internacionalización de mi marca.

Resulta que cuando inicio la fase de investigación, para saber por dónde comenzar, lo primero que aparece es que debo hacer una lista de lo que tengo y con lo que cuento, y ahí fue:

“ Sí tengo algo, no voy a comenzar desde cero”, mi negocio, la identidad de marca, hasta mi propuesta de valor y eso era suficiente para cumplir el plan.

Esto mismo sucederá con cualquier cambio o movimiento que quieras hacer en tu vida, cambiar de un empleo a otro, mudarte, tener otra pareja, crear una nueva marca o un nuevo negocio.

Al notar que tienes las herramientas suficientes, tu experiencia y otros recursos no estás para nada en cero.

Tu mente es el motor

Al momento de surgir la idea ya dejas de estar en cero. Tienes todo para comenzar a hacerte las preguntas correctas que te llevarán a la meta.

Incluso todas esas dudas en tu mente te ayudarán a buscar las respuestas que necesitas para resolver.

En este proceso, cuando estamos por dar el primer paso el miedo es natural, porque hasta que no ejecutes todo es incertidumbre.

Para sentirte segura y poderosa, investiga.

Empezar

El conocimiento te lo dará todo, las herramientas, las guías, las teorías y si además te mueves a la acción cometerás algunos errores, todos los que necesitas para aprender más.

Ten presente que las ideas no funcionan si solo se quedan en tu mente.

Desde tu nacimiento vas conociendo todo, de forma consciente e inconsciente y esos conocimientos que han estado ahí desde siempre serán tu punto de partida. Tienes que descartar los que sirvan o no para tus objetivos.

No sé por qué a veces sentimos que no somos suficientes y que no hemos logrado nada, o bueno sí lo sé, le llaman el síndrome del impostor, una voz interna que nos limita.

No dejes que nada ni nadie, ni tú misma te lastime

Yo también dije que no tenía suficientes estudios para lanzar esa asesoría o ese producto a la venta, y entendí que por más que estudie y aplique lo aprendido si no saco a la calle ese proyecto nada va a avanzar.

Todos los proyectos deben ser validados para que confirmes si tu idea funciona o no.

Entender y vivir esto fue clave, ya no quería seguir pensando, descubrí un porqué, crear para ayudar a otras mujeres a emprender, esto también me dio ánimo y seguridad para sentir que no tenía que volver tan atrás para desarrollar mis habilidades.

Aunque vacíes tu mente para replantear un nuevo proyecto, siempre quedará un recurso en todas las experiencias vividas para hacer algo mejor.

Define tu para qué, ahí está el sentido de todo, en la medida que trabajes encontrarás ese propósito de vida.

¿Tienes lo que hace falta para comenzar desde uno?

Yo creo que sí.

Quise escribir de este tema por lo que está por venir y porque siempre hay algo que postergamos por un miedo que no nos abandonará, pero sí podemos mantener a raya.

Ahora que finaliza este año tan atípico y que seguro estás por planificar un nuevo proyecto ¡usa lo que tienes!.

Inventario personal de recursos

Haz una lista de inventario de recursos personal en el que incluyas en un cuadrante tus fortalezas/debilidades en la parte superior y logros – conocimientos – experiencias/hábitos limitantes en la parte posterior (tipo la matriz FODA).

Con todo lo que escribas ahí, construye lo que puedes usar para que te lleve a ese paso que te falta o simplemente encuentra en lo que sabes/tienes la confianza en ti misma para actuar.

Yo apuesto por verte haciendo, por transformarte en los meses que vienen, en esa emprendedora que dijiste que serías.

Yo apuesto por verte convertir tus sueños en realidad.

Lo que deseo para ti es que aprendas a vivir de lo que amas, no solo monetariamente sino literalmente, vive tu proceso de evolución y documenta todo, ya verás que tus pasos van a inspirar a otros.

Por eso insisto que nadie comienza de cero y “nadie te dirá el camino a recorrer, todo te lo dirán tus ideas” – Hilda Besson. Tus ideas son como 1 millón solo para iniciar.

Yo no soy de las que cree que podemos cumplir un único sueño, creo que podemos cumplir todos los sueños que se nos ocurran, desde el lugar que te haga bien y le haga bien al mundo que te rodea.

¿Cuándo comienzas?.

The following two tabs change content below.
Avatar
Ayudo a mujeres y madres emprendedoras a convertir sus ideas en acción con objetivos claros, planificación y personalidad. Me dedico a aprender, ayudar y guiar con mis conocimientos de diseño gráfico, manualidades y emprendimiento a la mayor cantidad de mujeres que quieren vivir de sus sueños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
× ¡Comunícate con nosotras!