El buen amigo presupuesto

Al momento de emprender, uno de los procesos que debemos tener como un hábito, es el de hacer un presupuesto. Pero, ustedes dirán, yo no soy contable, para eso le pago a un profesional de la Contaduría Pública…  Pueda que tenga razón, porque detrás de un buen emprendimiento hay un buen equipo, pero, es fundamental que el capitán de ese bello barco llamado emprendimiento, sepa hacer, interpretar y supervisar el presupuesto necesario para mantenerse y crecer.

Comienzo por lo básico; un presupuesto es un plan de operaciones y recursos, que se formula para lograr en un cierto período los objetivos propuestos y se expresa en términos monetarios.  Es decir, hacer un presupuesto es proyectar lo que quieres hacer en el futuro y expresarlo en dinero.

Ahora bien, cuando haces un presupuesto, te debes preguntar; cuánto piensas vender, qué necesitas hacer para lograrlo, cuánto tienes que pagar y, saber cuánto vas a ganar en un período.  Lógicamente, esto es una estimación que puedes hacer de acuerdo con tu experiencia y la información que conoces.  A partir de ahí sabrás cuánto cobrar por tu servicio y/o producto.  Y que la situación del país no te intimide ni te predisponga.

El buen manejo de los recursos garantiza su rentabilidad, de ahí la importancia de que las empresas de todos los tamaños elaboren sus presupuestos.

Este es un ejemplo de cómo puede verse un presupuesto; está básico y pequeño, parte de los compromisos estimados, para luego, en base a esto, proyectar las ventas:

Presupuesto

No debe ser un formato único, ni rígido; todo lo contrario, hazlo flexible, agradable a la vista, y adáptalo a tus operaciones; él es tu amigo.  Existen varias técnicas y varios tipos de presupuesto.  En Excel se puede formular fácilmente este tipo de formatos y gráficos.

¡Qué bello y bien cuadrado me quedó mi presupuesto!

¡Eso no es todo amigos!… Porque luego de esto, es esencial que le hagas seguimiento, comparándolo con los resultados reales cada cierto tiempo; semanal, quincenal, mensual, dependerá del ritmo de tus operaciones regulares.  Revisar periódicamente tu presupuesto te permitirá detectar oportunamente desviaciones importantes que requieran de tu intervención.  Por ello, es como un plan de ruta que te indica si vas financieramente por buen camino o hay decisiones qué tomar para ajustarte a la realidad que enfrentas en el mercado en que operas.

Estoy segura que tu contador o contadora de confianza te reforzará este tema.  De igual forma, puedes comentarme lo que desees por aquí, que con gusto te responderé.

Éxitos.

The following two tabs change content below.
Avatar

Reina García

Licenciada en Contaduría Pública, Asesora de Contabilidad, Administración e Impuestos, CEO de Oficina Virtual Contable y Adulto Scout. Siempre Lista Para Servir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
× ¡Comunícate con nosotras!