El poder del pensamiento positivo

Actualmente vivimos en una sociedad muy convulsionada, inclusive es impactante ver las noticias negativas  en diarios y reportes televisivos, los cuales pueden vulnerar nuestra vida emocional.

Día a día nos enfrentamos a una realidad cotidiana movida por  diferentes situaciones: problemas en las familias, dificultades en los trabajos, economía debilitada, depresiones, cargas emocionales, muchas situaciones  que creemos no poder manejar.

Ante todas  estas situaciones tener pensamiento positivo puede ser un reto para muchas personas, sin embargo existe un grupo de ellas que piensa que ante situaciones difíciles es mejor tener una actitud diferente ante ellas.

Cuando deseamos emprender o comenzar un nuevo negocio nuestras expectativas acerca de cómo nos puede ir, podría afectar su perfecto desenvolvimiento.

Tener una actitud positiva es fundamental para el logro de las metas y los retos que debemos afrontar a la hora de empezar con buen pie un negocio  o una nueva empresa. 

Tener pensamientos positivos implica darle un viraje a la situación que se nos va presentando, es mirar lo positivo en lo negativo,  ser optimista, buscar soluciones a los problemas y ser realmente feliz.

Un pensador positivo, no se detiene en lo negativo, no se sumerge en ello, todo lo contrario, no permite que sucumba ante él, todo lo contrario  piensa  en cosas nuevas o que lo ayuden  resolver la situación sin dramatismo.

Piensa que lo bueno llega  tarde o temprano, que lo malo pasará y que es mejor tener una actitud activa y presta para lo bueno.

Busca soluciones prácticas, verbaliza en positivo y por supuesto va resolviendo  en el proceso, no se detiene a llorar, ni a victimizarse, el tiempo es muy valioso, es importante no perderlo.  

Se estima tanto, que pensar en sentirse mal es inadecuado, trabaja en todos los sentidos para ser una persona feliz.

Maneja efectivamente sus emociones, reencuadra cuando tiene que hacerlo, se estudia y analiza para eliminar aspectos negativos que no le favorecen.

El reto es crearlos y mantenerlos, sin embargo muchas personas creen  que es muy difícil, sin embargo si logramos dominar nuestros pensamientos a través de estrategias sencillas, estaremos ayudando a nuestro cerebro a cambiar progresivamente sus viejos paradigmas.

¿Cómo desarrollar  el pensamiento positivo?

  • Utilice palabras positivas: Use un vocabulario positivo, empleé palabras como: “Yo si puedo”, “es fácil”, “soy una persona inteligente”, “procuraré entender este problema”, “lo resolveremos juntos”. El lenguaje positivo tiene mucho poder, nos dispone a tener una actitud asertiva ante las  situaciones y permite buscar soluciones donde muchos no lo ven, implica ver luz donde hay oscuridad.
  • Evalué sus pensamientos negativos: Revise su Diálogo interno: ¿qué pensamiento negativo tiene con frecuencia?, ¿qué o quién lo detona? ¿a qué hora del día aparecen? ¿cómo se siente ante ellos? Establezca la frecuencia y sus causas, busque minimizarlas, por ejemplo si se siente inquieto ante las noticias, evite escucharlas, no discuta con su pareja en horas claves para el descanso, cuando tenga que resolver problemas en el trabajo, intente hacerlo adecuadamente.
  • Lea libros y materiales con información positiva: Incluya en su lectura materiales  que lo estimulen, lo inspiren, que desarrollen nuevas aptitudes y lo ayude a ver el mundo de una manera más práctica. 
  • Maneje efectivamente sus emociones: Esta quizás es una de las claves más importantes para tener un pensamiento positivo, es necesario educar las emociones que no te arrastren a situaciones y momentos desgastantes, buscar el equilibrio emocional siempre que se pueda.
  • Sonría: Una sonrisa puede cambiarlo todo, sonríe con frecuencia y verás resultados favorables, además este gesto estimula la hormona de la felicidad.
  • Haga cosas que le permitan ser feliz: Cante, baile, disfrute los momentos sencillos, haga cosas nuevas y vibrantes, cene con su pareja, salga con sus hijos, visite un domingo a sus padres, tómese unas vacaciones, descanse.
  • Visualícese feliz: Practique la visualización creativa, viéndose diferente y completamente feliz, resolviendo las situaciones negativas de manera asertiva. 
  • Reúnase con gente feliz: Frecuente espacios y grupos con personas optimistas y felices, disfrutes esos momentos. Recuerde que la energía de la gente feliz se expande y lo llenan de energía.

Estas sencillas  recomendaciones harán un  impacto en su pensamiento, se sentirá mejor, alejará las tristezas y  le permitirá tener una actitud diferente ante la vida.

Manejará mejor las situaciones, tendrán menos impacto en sus emociones y sabrá salir  de ellas sin tanto problema.

Le permitirá ser más asertivo en la toma de decisiones, participará con menos temor en actividades que le produzcan placer.

Se enfocará en situaciones que lo estimulen y le permitan aprender cosas nuevas.

Tendrá más oportunidades para relajarse y mantener el equilibrio emocional en su vida.

Anímese a tener en su vida sólo pensamientos positivos, no se arrepentirá  nunca de ello.

 

 

 

The following two tabs change content below.
Avatar
Docente. Especialista en Psicología Educativa. Emprendedora Educativa. 20 años con Terapia de Familia y Psicopedagógica.
Avatar

Latest posts by Mariene Piñero (see all)

2 comentarios en “El poder del pensamiento positivo”

  1. Avatar

    Que buen artículo, si a veces nos dejamos afectar por las situaciones y la Clave está en este escrito, solo pensamientos positivos. GRACIAS muy oportuno. 😉

  2. Avatar
    Anselys Borges

    Mariene gracias por recordarnos lo importante y FUNDAMENTAL del pensamiento positivo. Es una de las principales maneras para Ser Feliz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
× ¡Comunícate con nosotras!