Warning: sprintf(): Too few arguments in /home/customer/www/emprendedorasdigitales.org/public_html/wp-content/plugins/wp-user-avatar/includes/class-wp-user-avatar-functions.php on line 668

Las emociones en la relación Emprendedora – Cliente

La relación de la emprendedora y el cliente representa un reto para la capacidad de comunicación y las emociones asociadas a este proceso. En ella pueden presentarse interpretaciones tales como sentir que no somos escuchados o comprendidos o que se nos trata de manera irrespetuosa e injusta.

Reconocer emociones y sentimientos detrás de nuestras reacciones en cada situación nos ayuda a mantener mayor control ante los clientes que son difíciles de tratar. Por  ejemplo cuando sentimos ira su falta de regulación efectiva desencadena acciones impulsivas y agresivas que afectan la posibilidad de ganar o conservar un cliente.

¿Qué podemos hacer?

Ante una situación difícil con un cliente que parece no comprendernos, retar nuestra paciencia o consumir nuestro tiempo sin consideración resulta útil atender aspectos clave:

                                                                                       

1.-Observar nuestras reacciones y hacer conscientes las experiencias que las desencadenan entendiendo  que las situaciones pasadas no resueltas reaparecen cuando nos encontramos con personas «difíciles»

2.-Entender que ese cliente no conoce nada de nosotros ni de nuestra vida tan solo está allí para mostrarnos nuestro dolor emocional aun inconsciente.

3.-Practicar la expresión asertiva de emociones y sentimientos favorece la superación del rencor, la rabia, la frustración y definir límites oportunos, firmes y efectivos.

4.-Aprender a no dejarse llevar por el estado emocional pasajero que nos produce la ira y la rabia y mantener el foco en nuestro objetivo.

                                                                                     

Toda interrelación humana es siempre una situación experimental en donde podemos evaluar y practicar nuestra capacidad para comunicarnos sin perder de vista nuestros objetivos.

Para finalizar…

La relación emprendedora – cliente sirve además para establecer un puente comunicacional entre dos personas donde se espera que se produzca el menor daño emocional posible. No obstante cada persona lleva consigo un bagaje de emociones y sentimientos que debe aprender a entender y expresar responsablemente sin dañar a otras personas.

Este aprendizaje requiere del acompañamiento profesional para llegar a las causas del dolor emocional y establecer los cambios que deseas en la forma de interrelacionarte.  Proceso que inicia con la decisión de abandonar el malestar que se produce cuando elegimos la evasión y represión de nuestras emociones y sentimientos.

La relación emprendedora cliente satisfactoria depende de tu elección de atender los aspectos emocionales subyacentes y que ya te has dado cuenta que pueden entorpecerla.

¿Este tema hace sentido para ti? ¿Deseas mayor información? Déjame tu comentario y sígueme en mis redes sociales

 

The following two tabs change content below.

Rosa Masi

Emprendedora del Programa Cuidar de Ti... Convencida de la importancia de reconocer y validar nuestras emociones para aprender a relacionarnos con nosotros mismos y con los demás desde el adulto sano

8 comentarios en “Las emociones en la relación Emprendedora – Cliente”

  1. Gracias Patty.

    Sería de utilidad explorar la percepción de esa rigidez en tí misma, es decir, dónde se originó esa dificultad que, cuando el cliente te la muestra, te cuesta sobrellevarla y en algunos casos gastar tu tiempo distrayéndote en las criticas, reclamos y hasta gestos burlones hacia alguien que solo está a tu servicio como un mensajero…

  2. Avatar
    rodriguezquintanamar

    Muy útil este artículo, Rosa. La relación con cada ser humano vine a mostrarnos algo de nosotros mismos. Sólo hay que afinar la mirada. ¡Gracias por este amena y didáctica advertencia!

    1. Debido a las condiciones de la conexión no me ha sido posible responder antes.

      Gracias Martha.

      Es así, las personas con las que unimos nuestro camino son tan sólo testigos, maestros, mensajeros de una situación que sólo nosotros tenemos la responsabilidad de atender y superar.

      La maestría se logra practicando y permitiéndonos observar y liberar nuestro dolor emocional, nuestro miedo, nuestro ego con total humildad…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
× ¡Comunícate con nosotras!